10 monstruos que uso en cada campaña (y 5 que no)

Continuando la cadena de RPG Bloggers Network

de4ae-10320560_10152396043671071_4524827311232386104_nNo sigo blogs roleros tanto como antes, pero uno al que siempre tengo que llegar es el de mi creativo hermano adoptivo, Lord Archaon. Gracias a su última entrada me enteré de esta cadena “10 Monsters I Use in Every D&D Campaign (And 5 I Don’t)” y esto hizo que me pregunte a mí mismo si realmente tenía monstruos que uso en cada campaña. En lo que espero para poder leer el Monster Manual de la nueva edición, me pareció buena idea revisar mis notas. Tras ello, me di cuenta que soy un animal de costumbres. He aquí mi lista, en orden alfabético (sólo porque es difícil elegir entre mis favoritas):

 

b9427-los2b102b1

  1. Angeles: Siempre surgirá el momento en una campaña en que determinado objeto (entiéndase: “poderoso y legendario artefacto que cierta entidad no quieren que nadie posea”) esté custodiado por un guardián que no pueda ser convencido de la gravedad de la situación si dicho objeto no es retirado de su custodia. Si el objeto está vinculado a los dioses, un ángel cumple esa función a la perfección. Estoicos y temibles, suelen dividir al grupo en quienes atacan directamente y quienes no se atreven.
  2. Constructos eberronianos: La avanzada y tecnomágica sociedad de Eberron me encandilaron desde su publicación (bueno, en realidad desde antes de su publicación). Los iron defenders descritos en el entorno de campaña han sido siempre los familiares de mis artífices.
  3. Demonios: Si bien rara vez se muestran abiertamente, la mayoría de mis villanos tienen su motivación en un pacto demoniaco. En algunas otras ocasiones, una posesión demoniaca. En una ocasión, un origen demoniaco. Ver un half-demon queriendo destruir el mundo sólo para hacer a su progenitor sentirse orgulloso es como ver una telenovela.
  4. Displacer Beast: Sin duda alguna, mis monstruos instintivos favoritos. Siempre me los he podido imaginar como los cazadores perfectos. Es más, una de mis fantasías es ver una manada de displacer beasts comiendo aliens y predators a la parrilla. De más está decir que los aventureros de mis campañas siempre tienden a toparse con ellos cuando están lejos de la ciudad.
  5. Dragones: Hey, el juego se llama “Calazobos & Dragones”, hello!!! Casi todas mis campañas tienen elementos dracónicos, y una de las más divertidas de todas tenía como maquiavélico villano a un dragón intentando volverse inmortal. En esa época jugaba en Forgotten Realms, así que el Culto del Dragón me proporcionaba NPC de todas las clases para diversos niveles antes de que la verdad quedara al descubierto.
  6. Esfinge: A esta la incluyo en la lista pero en realidad se trata de un caso bastante especial. La razón por la que siempre hay una esfinge en mis campañas es porque adopté un NPC de Eberron como aliado diletante de los aventureros. Flamewind aparece en el suplemento “Sharn: City of Towers” y rápidamente se hizo elenco regular. Enigmática porque le gusta serlo, y cómoda como ella sola, engreída por los bibliotecarios de la Universidad Morgrave.
  7. Hydra: Junto a la displacer beast, otra de mis criaturas preferidas, aunque en este caso las hydras siempre atacan primero, pues su ecosistema se ha visto alterado por algo que los aventureros deberán investigar (tras encargarse se la monstruosidad multicabezas primero, claro).
  8. Lich: Mis archivillanos usualmente son humanos. Y magos. Y dementes hasta cierto grado. Varias veces el segundo a mando es un lich al que el archivillano le prometió la vida eterna a cambio de “un favor a futuro”. Al ser la filactería vulnerable, estos liches siempre se enfrentan a los aventureros sin reservas, ya que, en el peor de los casos, ni ellos mismos saben dónde esta su filactería… y un par de días después, el archivillano tiene nuevamente otro obstáculo protegiéndolo de los héroes.
  9. Living Spells: ¿He mencionado recientemente cuán obsesionado estoy con Eberron? Otra de las ingeniosas creaciones aparecidas en este entorno de campaña son hechizos que debido al misterioso incidente conocido como El Lamento, quedaron permanente vinculados a determinados lugares, generando inesperados efectos sin aparente origen y en medio de la nada.
  10. Quimera: Viciosas, feroces y terribles, las quimeras pueden hacerse cargo de un party con facilidad. Si bien el término describe a cualquier criatura con partes de diversos animales, la clásica de D&D está compuesta de un león, una cabra y un dragón (cona rma de aliento incluida). Sólo como para enfatizar cuánto me gusta Eberron, da la casualidad de que la quimera es también parte del escudo heráldico de la Casa Deneith. Es como un 2×1 cada vez que aparece en alguna aventura.

2fd71-los2b102b2
Bueno, la minicadena no sólo pide listar los diez que siempre usas, si no también los cinco que nunca usas, así que aquí van. Al menos los que me vienen a la mente…

  1. Aboleths: Tanto como nunca nunca, pues no. Creo recordar que los usé una vez, pero no soy muy aficionado a ellos (a diferencia de mi hermanito adoptivo, que los incluyó en sus diez de siempre).
  2. Gnolls: Para monstruos de relleno en bajo nivel, me basta y sobra con los goblins.
  3. Orcos: Pues… la verdad no tengo razón para no usarlos, es simplemente que nunca me han llamado la atención tampoco.
  4. Pegasos, Unicornios y Semejantes: De esto, culpo a mi niñez y la primera generación de My Little Pony. Cuando aparecen en mis campañas, no es como monstruos, sino como objetos mágicos. Son un premio para algún personaje, y la categoría incluye leones alados también.
  5. Tarrasque: Este nos ha fascinado a todos los DMs por igual (que tire la primera piedra aquél que nunca ha querido simplemente hacerlo aparecer de la nada). Es raro que una campaña llegue a niveles suficientes como para que los héroes puedan hacerse cargo del mítico tarrasque, y si bien su amenaza ha estado presente en algunas ocasiones, el monstruo per se sólo ha aparecido una vez y como una elaborada ilusión para distraer a los héroes.

79893-los2b5
Apéndice 1: Las mías (inspiradas en Magic):

0daaf-fragmentadosLos Fragmentados: No soy fan precisamente de su última encarnación, pero igual me siguen fascinando, tanto que he intentado llevarlos a D&D en tercera y cuarta edición (tambiéééééén vieneeeeee: Quinta Edición remasterizada) con diversos orígenes, usualmente vinculados de una u otra forma al Far Realm o a un “científico” loco. Puedes encontrar mi artículo “Granada de Fragmentación” aquí en español y aquí en inglés.

Apéndice 2: Los adelantos de Quinta

Y claro, estando a unas semanas del lanzamiento oficial del Monster Manual de Quinta Edición, no podíamos dejar pasar la oportunidad de mostrar algunos adelantos oficiales.

7e52a-mm2btarrasque

56332-mm2bcambion

41092-mm2bred2bdragon

Además, también tenemos al Golem, la Esfinge y el UmberHulk.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s