La Pluma del Ángel

Extracto del diario de Arsenio Truqui

Sharn (y luego Wroat), Breland
Últimos días del mes de Aryth
998 FR

Tras firmar nuestro primer contrato publicitario con las Crónicas de Korranberg, y jugar a Full House un rato en nuestro nuevo departamento de aventureros solteros, una invitación llegó al cuartel general reclamando “la presencia de los Recuperadores en la fiesta que la Familia Real de Breland ha preparado para el fin de semana en la residencia de campo de su majestad, el Rey Boranel ir´Wynarn”. Y como no puede decirse que no a un rey, sobretodo cuando él pone la comida, aceptamos y, ni cortos (eso nunca) ni perezosos (eso a veces), nos subimos al tren que nos llevaría a Wroat, la capital de Breland.

El palacio era majestuoso y las nobles muy señoritas (o las señoritas muy nobles, porque ninguno pudo ganarse con ese tipo de experiencia), pero aún así nuestra estadía en tan magno evento (que incluía representaciones teatrales, concursos de arco y tiro, y hasta justas entre caballeros) iba de lo mejor… cuando durante el baile se fueron las luces a la mitad de la noche, se escuchó el grito de una de las señoritas, seguido por muchos gritos más y una cachetada. Para cuando los guardias entraron con algo de iluminación artificial (más artificial que la artificial que había sido apagada ya), lady ir´Clarke clamaba haber sido victima de un intento de robo.

Tras discriminar lo que serían pistas útiles de otras que no tanto (la cachetada se la llevó su servidor, por lo que esa cayó en el segundo grupo), comenzamos una investigación para averiguar quien podría haber querido robar “la Pluma de Ángel” (tal era el nombre del collar de lady ir´Clarke). Y es aquí cuando me perdieron, porque muchas cosas pasaron pero ninguna de las que me interesaban (que señoritas más prudentes), y para cuando volví a prestar atención a lo que pasaba en la investigación, ya todos tenían una teoría: fue el hijo de lord Roukern, con las manos frías, en el salón de baile. Y cuando nos disponíamos a cobrar la recompensa y ser alabados por todos por resolver el misterio, unos fantasmas nos atacaron y nuestro valiente paladín volvió a demostrar que nunca fue Boy Scout (“siempre listos” mis polainas… ¡otra vez sin armadura!). Pero no hay monstruo que pueda con los Recuperadores, y tras un fiero combate (del cual muchas cosas se me escaparon y la verdad no podría narrar, pues me encontraba tratando de salvar el pescuezo), los mencionados fantasmas se llevaron unos buenos palmos de acero atravesados y mucha energía radiante, que terminó haciendo el trabajo sucio. No obstante, una última sorpresa nos esperaba antes de abandonar el palacio: Wilber ir´Roukern (nop, no es broma) aparecería ahorcado en su celda la misma noche en que fue apresado tras ser culpado del intento de robo.

Y esta es la más clara muestra de cómo una investigación bien llevada deja felices a todos: El collar quedó sano y salvo en las manos de su dueña, los invitados pudieron regresar tranquilos a sus respectivos hogares, los Recuperadores se repartieron un buen botín y mucho respeto, y lord Roukern, mente siniestra tras los acontecimientos acaecidos, duerme ahora tranquilo al saber que logró inculpar a su hijo y deshacerse de él, y que pronto tendrá una nueva oportunidad de hacerse con el collar que hace tanto viene buscando.

Y no me vengan con “pruebas, necesitamos pruebas para afirmar tal cosa”. ¡Qué más pruebas necesitan!, el tipo odiaba a su hijo… ¡¡¡lo llamó Wilber!!!

(Fin del extracto)

Es de notar que la famosa “Pluma de Ángel” fue obsequiada a los ancestros de lady ir´Clarke como demostración de amor; de hecho, tal gema es la prueba que su familia ostenta para afirmar que sangre de celestiales corre por sus venas. De vez en cuando, un miembro de su familia nace bendecido por una señal de tal linaje, como es el caso de Wilbur (no Wilber, como afirma el señor Truqui), que nació con los ojos dorados. Y la razón por la que algunos especialistas querrían poner sus manos sobre ella es porque tal gema, al provenir con suma probabilidad de Syrania, el Cielo Eternamente Azul, podría ser utilizada como componente para un ritual que tenga por objetivo abrir un portal a dicho plano.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s